Trabajo Remoto

Encuentra tu Trabajo en Remoto

Encuentra tu Trabajo en Remoto, entrevistamos Manuel García, CEO de Trabajo en Remoto y emprendedor dentro del mundo del teletrabajo.

Entrevista con Manuel García, CEO de Trabajo en Remoto

Desde Escuela de Trabajo Remoto queremos empezar a sumar contenido en el que participen personas y proyectos afines, a través de entrevistas y otros contenidos que iremos compartiendo contigo.

En esta primera ocasión, tenemos la suerte de contar con Manuel García, CEO de Trabajo en Remoto, para que nos hable de cómo ha llegado hasta aquí y nos dé el Late Motiv de su proyecto.

Empecemos por el principio ¿Quién es Manuel García?

Fundamentalmente soy programador. Me gusta hacer cosas.

Actualmente Director Comercial de una empresa de centros de datos privados, telecomunicaciones y fundador de TrabajoenRemoto.com

¿De dónde vino tu interés por el mundo del trabajo remoto?

Pues hablando con clientes, amigos y reflexionando a nivel personal sobre varios puntos de vista:

  1. Buscar talento en otras ubicaciones. En el sector TIC con pleno empleo, estamos todos peleando por el mismo talento, sólo porque estás en alguno de los hubs principales en el sector digital. Hay gente muy buena en muuuuuchos sitios. Literalmente pueden estar en cualquier lugar.
  2. Responsabilidad medioambiental. La locura de trabajar en las grandes ciudades con los desplazamientos necesarios para ir al trabajo, es evitable en muchos casos. Muchas organizaciones pueden tener a personas en remoto totalmente deslocalizadas, trabajando en sus propias casas o en centros de negocios, coworking, etc.…
  3. Conciliación de la vida profesional y personal. En muchos casos el 9 a 5 como horario predeterminado, ha generado mucha frustración en familias en las que se hace muy difícil la conciliación. No tiene ningún sentido. Buscando la manera de explicar qué basando el rendimiento en resultados, importan menos la franja de horas que dedicamos al trabajo.
  4. Aumentar la productividad. Parece contraintuitivo pero en los casos que conozco, la productividad aumenta. Con indicadores claros en cuanto a los objetivos de cada persona, el no estar en una oficina masificada de personas, permite que el trabajo creativo se haga con mayor claridad.

¿Cómo surge la iniciativa de Trabajo en Remoto?

Pues fruto de las reflexiones anteriores y viendo como el mercado anglosajón, ya funcionaban este tipo de plataformas donde las posiciones que se ponían, eran sólo para trabajar en remoto, pensé en hacer algo para impulsar las posiciones en español.

Al final todo el sector se maneja en inglés pero en cuanto a la información divulgativa respecto a este tema, no había demasiado.

La otra es personal, ya que como programador que actualmente no ejerzo con clientes, buscaba un proyecto digital que me permitiese seguir aprendiendo, pero desde la tranquilidad de un proyecto propio a mi ritmo, sabiendo que no es mi ocupación principal.

Así que ese sería el resumen. Intentar ayudar a conectar personas y empresas con el teletrabajo o el remoto como nexo y por seguir aprendiendo de estrategia digital, programación y escalado de una plataforma.

En tu opinión, y sobre todo porque el trabajo en remoto ha tenido más recorrido dentro del mercado anglosajón ¿Cómo lo están haciendo las empresas españolas en cuanto a captación de teletrabajadores?

Desde yo que alcanzo a conocer y me llega te puedo contar lo siguiente.

Por un lado las startups y empresas con producto digital lo hacen muy bien. Tienen claro que es una fórmula espectacular para atraer talento.

En el momento que tienes cultura remota, se abre un abanico de posibilidades de contratación infinitas.

Para ser más claro. Si eres una empresa nueva y no tienes demasiados recursos, no podrás competir por el talento en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, etc… Pero si abres la mente, hay muchísimo talento oculto en cualquier parte del mundo.

Por otro lado, las empresas de servicio lo llevan muchísimo peor. Las grandes consultoras aún quieren a los programadores en sus oficinas. Muchas es que no quieren oír hablar del tema. Si a esto le acompañas el contexto actual con la pandemia, y sigues pidiendo que vayan a tu oficina en una gran ciudad, mi conclusión es que no te puede ir bien y sólo reclutarás a los que nadie quiere.

Es un poco exagerado, pero lo pienso así.

En la medida que estas grandes factorías de software vayan avanzando en la contratación en remoto, se irá equilibrando el sector y descongestionando las ciudades un poco.

Otro aspecto feo es pensar que por contratar en remoto, te puedes ahorrar dinero.

Es un mal enfoque también ya que si por ejemplo vives en la España vaciada y tienes un salario de Madrid vives muy bien y ayudas a repoblar zonas que necesitan población.

Sin embargo, si penalizas a nivel económico el sitio en el que resides, volverá a irte mal en las contrataciones.

Con tu perfil, muy vinculado al mundo del desarrollo, quizás puedas aportar una respuesta a la eterna pregunta ¿es el teletrabajo solo para “techies”?

La respuesta es compleja pero tengo algunos pensamientos al respecto.

Es cierta la afirmación que dice que para el sector TIC es más sencillo que otros sectores sin embargo, pienso que muchos más roles podrían pasar a trabajo distribuido o remoto.

Por lo que veo y conozco el problema reside en la falta de planificación de la actividad empresarial. Quiero decir que las empresas más tradicionales vienen funcionando desde hace décadas con un sistema mayoritariamente presencial y con el de 9 a 5 como bandera.

El motivo es que era una forma sencilla de controlar a tus trabajadores. Ves quién se presenta cada día, se ve que parezca ocupado, se va a la hora establecida, etc… Es sencillo de controlar y medir.

Para poder involucrar más roles en remoto, debes orientar tu compañía a resultados y eso requiere esfuerzo, formación, procesos y pensar en las personas. Esta reflexión en muchas posiciones no se está produciendo, por lo que va más lento.

En cuanto a los roles no-techies parece que habría que:

  1. Tener visión de compañía. Apostar por el remoto, procesos asíncronos y digitalización del rol como estrategia de crecimiento y eficiencia.
  2. Diseñar el proceso. Cada persona debe tener claro qué es lo que hay que hacer y tener la foto de conjunto.
  3. Poner medios. Herramientas de colaboración (pocas pero bien implementadas) que permitan deslocalizar el puesto de trabajo en un ambiente seguro.
  4. Gestión del cambio. Poner recursos aquí. Formación y acompañamiento para las personas implicadas. Quizás lo más importante, ya que si no se produce, lleva a la frustración (ahora en remoto) en el día a día. Si no hay ayuda los cambios producen el efecto opuesto al deseado. No escatimar aquí.
  5. Establecimiento de métricas. Pasar del control por el control a establecer métricas que sean claras que indique si se cumple con el proceso establecido sin tener que perseguir a los empleados.

Con algo parecido a lo anterior, podrías seguramente involucrar nuevos roles en la cultura remota de la organización, por lo que al final te diría que sí. Muchas posiciones de administración, recursos humanos, gestores de proyectos, equipos de marketing y también de ventas, podrían disfrutar del remoto si les dan la oportunidad.

Desde el lado de la digitalización de las compañías, es necesario seguir invirtiendo en hacer posible la deslocalización de los sistemas de información, permitir el puesto de trabajo en remoto, migrar cargas de trabajo a entornos cloud y realizar una modernización de la identidad digital en el ambiente corporativo.

¿Qué podemos encontrar y qué nos ofrece Trabajo en Remoto?

Pues lo que empezó como una plataforma sencilla para impulsar las posiciones que contemplan totalmente o parcialmente el remoto, ahora se va ampliando a algunas cosas más.

Por ejemplo, encuentras artículos de organizaciones y personas que saben de todo esto y que pueden servir de inspiración a otros.

Todo esto es muy incipiente y tenemos que aprovechar la experiencia de otros.

¿Qué próximos pasos (si los puedes contar, claro) tienes en mente con Trabajo en Remoto?

Actualmente encuentro que hay más demanda que ofertas. Espero que se vaya generalizando la apuesta por el remoto como fórmula de captación de talento.

Pues seguramente habrá cambios para de alguna forma dar más participación a las personas que ya forman parte de la comunidad. Que puedan tener alguna visibilidad si lo desean. Quizás un foro público, el podcast de trabajo en remoto , etc..

Otra de las preguntas de moda y que ha dado para cientos de titulares ¿ha llegado el trabajo remoto para quedarse?

Creo que sí. Que es inevitable que se quede porque las empresas que ya lo hacen tienen una gran ventaja competitiva y eso al final, arrastrará el sector cuando vean que los mejores perfiles no van a ir a tu empresa a trabajar de 9 a 5 en una gran ciudad. Es una locura. Tienen demasiadas opciones para elegir.

Las personas han descubierto nuevas formas de afrontar su día a día.

Además hay una confusión aquí recurrente. Teletrabajo o remoto no es igual a trabajar desde casa.

Cada vez vemos más personas que apuestan por un coworking o que directamente en la negociación, se negocia una oficina independiente en un centro de negocios cerca de donde vivas. Quitar la idea de que sólo se puede trabajar desde casa.

En definitiva, tener la posibilidad de elegir creo que es lo más interesante.

Lancé una especie de encuesta informal en Linkedin sobre la preferencia sobre el trabajo flexible y aunque la opción más votada fue 5 días fuera desde casa o coworking, la segunda más valorada fue 3 días de teletrabajo y dos de oficina.

Eso parece que está encajando bien. Algunos días de oficina y luego el resto distribuido. No hay todo o nada aquí. Parece que lo sensato por el momento es apostar por la flexibilidad.

Por último tengo que confesarte que pienso que a nivel de país podríamos hacer mucho más para atraer a emprendedores digitales o incluso nómadas digitales para que España fuese su sede. Trayendo divisas y generando empleo de calidad en todo lo relacionado con esto.

España es un sitio ideal para vivir. Creo que habría que ponerlo fácil para que nos volvamos atractivos para este tipo de perfiles.

El ejemplo más claro está ocurriendo actualmente en por ejemplo San Francisco. Las grandes tecnológicas han apostado por el remoto y eso ha producido que los precios de las oficinas y la vivienda están bajando rápidamente. La gente se va a otros lugares con un coste de vida más razonable y probablemente no vuelva.

Las ciudades volverán a poder ser poder ser utilizadas por la gente local, que previamente habían sido progresivamente expulsados por el sueldos inflacionarios de las grandes empresas.

¿Libro, Charla TED o Podcast que te haya flipado en este 2020? ¿Y el que más te haya flipado desde siempre?

He sintonizado mucho con “Hábitos Atómicos” de James Clear.

Utilizar las rutinas para mejorar el 1% cada día que nos hace mejores a largo plazo.

Pensar en el sistema más que el objetivo ha resonado conmigo. Intentando mejorar cada día. Eso es todo.

Encantado de conectar con gente en Twitter, Linkedin o en mi web.

Deja tu comentario